Un ida y vuelta a la Comunidad Nativa Tsachopen

turismo en peru

Último día en Oxa. Revisando entre las opciones que tenemos, vemos que a solo 6 km está la Comunidad Nativa Tsachopen, así que luego de desayunar, salimos por una pedaleada más. La mañana esta fresca y vamos a ver con qué novedad nos sorprende la Selva Central.

Habitada por pueblos indígenas desde el año 3000 a.C., los Yaneshas habitan esta parte de la Amazonía Andina hace unos 2500 años.

No es para nada difícil ubicar la vía que conduce a la trocha para llegar a la Comunidad, que está en el distrito de Chontabamba, por donde ya habíamos estado los días previos. La verdad que estamos sorprendidos por la tranquilidad del trayecto, el color del paisaje, la luz entre las nubes, el intenso verde de las colinas… sin autos a la vista. Y en una parada, nos dimos cuenta que planeaban sobre nuestras cabezas unas tres águilas tijeretas, como las que habíamos visto en San Roque de Cumbaza.

Águila tijereta planea sobre nuestras cabezas. Si uno camina atento se pueden observar muchas aves extrañas en todo Oxapampa.

Si se mandan a hacerla en bicicleta, habría que anotar que el terreno es en su mayor parte plano, nada serio. Pero cuando ya estén acercándose a Tsachopen, agarra un poco más de pendiente en bajada, que luego tendrán que pedalear de vuelta.

¡Llegamos!

En Tsachopen

Luego de una hora de full cross country a ritmo paseo, estamos en la Comunidad que encontramos un poco desolada. No camina un alma. Siguiendo un letrero que indicaba un mirador, avanzamos y llegamos a la escuela, donde nos cruzamos recién con unos vecinos que nos recomiendan no subir al mirador, pues el camino está sin mantenimiento y pueden haber serpientes. Sí, un poco palta.

Hoy no hay clases. Es fin de semana, así que aprovechamos para descansar en la escuelita de la Comunidad.

El tema es que este no era un día de visita para turistas, pues esos días se organiza una feria donde se venden souvenirs y artesanías de la zona. Parece que el mestizaje de  la Comunidad Nativa de Tsachopen, -por su cercanía a Oxapampa,-  ha hecho que pierdan ciertas tradiciones y costumbres ancestrales, que los jóvenes yaneshas de hoy están en proceso de preservar. Si la feria hubiera estado abierta habríamos podido brindar con un poco de masato, comprar artesanías de madera, barro, semillas o plumas y telares o ropa teñida con plantas, o sea, con tintes orgánicos.

Por momentos las colinas de Oxapampa te hacen sentir mismo Jamaica. Jah vibes!

Luego de merodear un rato por ahí, tuvimos que tomar una decisión: seguir bajando  a ver que había o volver a Oxapampa. Sin saber dónde estaría el próximo pueblo, creímos que lo más sensato era dar media vuelta y meterle un poco más de punche a la pedaleada para llegar a tiempo a almorzar, previa parada en el mirador de Chontabamba.

Increíble vista desde el mirador de Chontabamba.

Datos importantes

Por si acaso, para este paseo llevamos las bicicletas desarmadas en el bus. Aprovechando que era Fiestas Patrias nos cobraron S/ 50 por las dos. Las bicicletas son una Trex Xcaliber 5 y una KHS Zaca con llantas de 29”, o sea son cletas de XC de inicio al MTB. Nada especial.

Cuando fuimos a la Comunidad Nativa Tsachopen creo que llegamos un día monse, no había nadie en los alrededores, la escuelita estaba cerrada y el camino al mirador estaba inhabilitado. Pero la Comunidad está incentivando el turismo en su zona, para alucinar qué actividades pueden realizar pueden ver:  http://tsachopen.blogspot.pe/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s